miércoles, abril 11, 2007

La vida entre paréntesis...

No podía dormir. (Guiño querido Detective)
Demasiados frentes abiertos...
Me acompañan Miss taza de café y Don cigarro.
He dado una vuelta por la blogosfera. He dejado algunos comentarios.
Me he topado con esta entrada de Xavi (Pájaros mojados) y no hay nada más que añadir...
Gracias Xavi. Por todo lo que supone este post para mí. Quiero que tenga su hueco en esta vida entre paréntesis.



He podido salir y regresar para decir con rotundidad que algunos funcionamos con puntos cardinales suspensivos. Por ahí, el norte, por allá el sur, acá el este, y los latidos al oeste. Hay cosas en nuestro interior que pocas veces fallan (no dejemos que se pierdan).

Todos deberíamos poder cruzar más a menudo el puente que nos lleva al otro lado y descubrir cómo son las nuevas avenidas de la vida; cuestionarnos sobre el destino, sobre nosotros mismos, sobre el azar, el factor suerte o sobre las personas y las cosas que se sostienen misteriosamente a nuestro alrededor, sin las cuales no somos nada. Éste es el privilegio que, de alguna manera, tiene que compensar la otra cara de la moneda. Bienvenidos sean siempre esos brazos y esos lugares en los que gestamos nuestros mejores recuerdos.




La receta dice que para que algo nos vaya bien se necesita fe; creo que me la enseñaron desde pequeño. Años después, pegado al suelo, comprendí el tipo de fe al que necesitaba aferrarme. Por momentos contados, "tú también te sentirás iluminado, farola y brújula, con las retinas impregnadas de miradas y paisajes que habitan en algún rincón de tu interior".

A menudo vivo tan intensamente que otras vidas aprehendidas se asoman por alguno de estos puntos cardinales suspensivos. Y sé que puedo ofrecer la mano, el abrazo, el beso o la mirada más pura y sencilla, la que deja ver todas las lagunas y los desiertos que ya forman parte del camino, porque resulta que en esta enfermedad contagiosa hasta lo triste nos resulta bonito.

Pero, insisto, hay momentos tan intensos que incluso pueden saltar chispas al tocarlos y al tocarnos, como en el hotel de Bowery, en el East Side. ¿Habrían sentido lo mismo Bob, Allen Ginsberg o Kerouak? No me da miedo el alambre ni la barra, ni la red que a veces no alcanzo a ver cuando aparece el vértigo. Me gusta este riesgo y, de vez en cuando, me la pego, como tú... sin tener que ocultar las cicatrices (quizás gracias a ellas nos va llegando lo mejor).

No hace falta que me digas cuándo llegarás, porque a veces te intuyo, aunque no te hable del presente, y suena algo parecido a música celestial por las escaleras.

12 Comments:

Blogger amelche said...

Normal que no puedas dormir, tomando café y fumando... ¡Ja,ja! Pero vale la pena encontrar joyas blogueras. A ver si me llamas hoy. ;-)

abril 12, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Y yo me pregunto ¿qué tipo de paréntesis son capaces de contener a la vida? La vida, esa conocida misteriosa que juega con nosotros durante todo el tiempo. Que nos sorprende a cada instante, que nos impulsa hacia el pasado y nos atrapa en el futuro. Esa niña caprichosa que tan solo cuando la miramos de frente, descubrimos que no es tan niña como nos hace creer.
Esa vida es la única que poseemos, que aborrecemos y deseamos. Es nuestra más fiel compañera.
Y apenas la celebramos.

Piedra Rodada.

abril 12, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Ese post es él... Xavi... sin más. La vida entre paréntesis es TODO...

Besos !!

Tharsis
http://mientrasvivimos.blogomundo.com

abril 12, 2007  
Blogger amelche said...

Has cumplido y yo, que no puedo dormir hoy. (Nos turnamos cada día, ¡ja,ja!) Lo he publicado en el blog. No he dicho tu nombre, pero tú lo sabes.

abril 13, 2007  
Anonymous areadoce said...

es curioso, a veces nos sentimos un signo entre las palabras dichas y las que quedan por decir, tu vida entre paréntesis, la mía...

* quizás sea mi signo
puede decir muchas cosas y ninguna,
callo a veces y hay quien escucha los silencios
hoy me siento *,
porque siento algo cerca, pequeño como una estrella, grande como un
universo,
un asterisco junto al nombre, cargado de otros nombres, un pie de página con la letra pequeña,
tengo un asterisco de cinco puntas, ¿brazos o espinas?, ¿flor o espuela?
aspas de un molino loco, hélice para llegar lejos?,
sé que mi vida cambia, rueda, gira, pero para no sentir vértigo convienen unos puntos fijos, necesito que lo demás sea estable,
el trato es sumar, nunca restar, el trato es dar y darse,
el contrato se redacta en tiempo presente,
me siento extraña si creo que alguien puede extrañar, me estrello sólo con pensar en la rotura de un brazo,
sobretodo por la extraña certeza de que cualquier roto brazo será otra estrella de mar, otro *.

abril 13, 2007  
Blogger Aylandara said...

Amelche, fumando espero...
Un joyón diría yo...no paro de releerlo...
Llamé!!!

El Eco me susurró al oído que me dejase llevar por el Viento hasta llegar a una esbelta Montaña donde hallaría un enigmático Canto rodado ;-)
Interesante. Sabes por dónde piso y "erosionas" el camino..
Descuide, ando celebrando, más días de los que imaginaba..

Tharsis, cada vez que le visito se encoge algo dentro de mí.
Me cautiva, Xavi me cautiva..es auténtico y arrebata!!

Te paso el testigo guapa!
Así que no podías dormir, eh? No me extraña, recibiendo "determinados correos", yo tampoco podría (jajaja).
Me emocionaste amiga, me emocionaste...GRACIAS A TI!!
Abrazo inmenso linda palmerita.

Gracias Area, por dejar aquí tan precioso comentario.
Son brazos, no espinas, al menos mi* tiene cinco puntitas que casi te rozan...
Sumemos, siempre sumemos..
Que la vida ya resta por sí sola, no hay que hacer ningún esfuerzo..
Un abrazo.

Gracias a todos, "éste es el privilegio que, de alguna manera, tiene que compensar la otra cara de la moneda".

abril 13, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Y abundando de paréntesis, te dejo este pequeño paréntesis en forma de vida atrapada:

Cumpleaños

Hoy ha sido el día de tu cumpleaños y no lo has mencionado en ningún momento. Lo hemos pasado juntos y solos, como estos últimos años atrás. No han venido los amigos a visitarnos, por no molestar dicen ellos. Yo he sentido que no pudiéramos salir a celebrarlo como hacíamos antes y he tratado de hacértelo saber durante todo el día siguiéndote insistentemente con mi mirada interrogativa. Cuando al llegar la noche, después de trasladarme a la cama con mucho esfuerzo y más pericia, me has incorporado para cambiarme de postura, he sentido cómo mis brazos te abrazaban y te atraían hacia mí para besarte y decirte al oído... feliz cumpleaños, pero todo ha sido una ilusión. Tú has ido poniéndome innumerables cojines para equilibrarme y asegurarte de mi comodidad.
Después, me has introducido la anilla del pulsador en mi dedo índice y me lo has colocado entre este y el pulgar y me has dicho, ya sabes, si necesitas algo llamas, que pases una buena noche. Luego has encendido el piloto y antes de salir de la habitación has comentado... hoy te has comportado de una manera un poco rara ¿te pasa algo?, yo he parpadeado dos veces para negar a tu pregunta y tú te has marchado apagando la luz dejando la puerta entreabierta. Más tarde en la penumbra he notando cómo una lágrima resbalaba sobre mi mejilla. He cerrado mis ojos y he visto cómo resbalaba esa lágrima y caía en mi infinito interior.

Piedra Rodada.

abril 13, 2007  
Blogger Aylandara said...

Mr Stone, anonadado me has...

¿Vidas que tratan de atraparnos..?
¿Personas que tratan de atrapar una vida..?

La vida no es cuanto nos ocurre, sino cómo sentimos lo que nos ocurre...

abril 13, 2007  
Blogger bruixot said...

El que no se arriesga no gana y no importa pegártela si te levantas para continuar manteniendo el equilibiro, burlándote del precipicio.

Un besito

abril 13, 2007  
Blogger Aylandara said...

¡Qué verdad esa lindo Brui!.
Apuesto, no sé si ganaré...pero apostando ya me parece sentir la victoria rondando cerca.
Un besito.

abril 16, 2007  
Anonymous Xavi said...

jo-der, no?

perdón por la grosería, pero es que empezar a leer y encontrarme con esto me ha impactado.

gracias por tanto sentimiento, de veras, GRACIAS.

mayo 01, 2007  
Blogger Aylandara said...

Gracias a ti, Xavi.
Leerte es todo un placer.
Ese post, un lujo para mis sentidos.
Un abrazo.

mayo 01, 2007  

Publicar un comentario

<< Home