lunes, febrero 12, 2007

Hoy el día trae otro temple...




Sabía que hoy iba a llover.
Mis ojos ya lo han anunciado esta mañana.
Barruntaban mucha más agua.
Me preparo un café y me fumo un cigarro.Paladeo el humo y acaricio con tiento el trozo de bollo suizo.
Llegan las preguntas, los temores, las nuevas ideas...
Me pregunto si es posible volver a vivir en el campo sin nostalgia de la trepidación humana.
Me pregunto si voy a ser capaz de dejar de viajar por mis recuerdos y dar media vuelta.
Estoy pensando en mudarme a la casa de las afueras, al menos por un tiempo.
Allí enciendo modestas fogatas, quién sabe si la fogata de las vanidades...
Me gusta quedarme absorta mirando el fuego, sus chisporroteos.
El fuego es visible, inocultable, tan fácil de ver como el amor o la paja en el ojo ajeno.
Quizá allí consiga salir de la fase menguante. Habrá al menos que intentarlo.
Como dirías tú: -Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.
Yo busco una dosis de magia para no hacer frente a la realidad.

Los días se escurren entre los dedos, somos el tiempo que nos queda...(Bonald)
Alicia discrepa, la vida son raticos, nena.

9 Comments:

Blogger amelche said...

No sé si lo de irte sóla al campo es buena idea. Tal vez sea mejor que estés acompañada de seres queridos en esta época. ¿Fumas? Yo no, la primera diferencia que encuentro. :-) ¿Nos vemos este finde o qué?

febrero 12, 2007  
Blogger susej said...

Bueno, como dice amelche, dicen los yayos que en tiempos de crisis no hacer mudanza, pero igual te viene bien un cambio, ¿porqué no pruebas con pequeñas cosas antes de un salto?
Por cierto, ha salido el sol.

Un abrazo y una promesa de croqueta.

febrero 12, 2007  
Blogger Marcus Versus said...

te guardo para leerte poco a poco!!

febrero 12, 2007  
Anonymous Agamum said...

Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

¿Y tú Aylandara, tienes los ojos abiertos o cerrados?

Por lo que escribes parece que más bien los llevas vendados.

febrero 12, 2007  
Anonymous Fernando said...

No conozco a Alicia...pero le doy la razón...la vida son raticos...hay que saborear lo bueno..como el paladar para el bouquet de un buen vino!...tenemos todas las noches dispuestas para recoger estrellas...abre tus manos...siempre hay luces esperándote...estoy con el blog muerto, en el lado oscuro..pero mantengo las palabras y los silencios ...besos.

febrero 12, 2007  
Blogger phantomasIII said...

Yo también me planteo abandonar la vida de ciudad, cada vez me siento menos urbanita.

Me quedo con esta frase: "Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo."

Saludos.

febrero 14, 2007  
Blogger Aylandara said...

No sé si es buena idea Amelche, pero desde luego oxigenarme en muchos sentidos me vendrá bien seguro.
Fumo, lo dejé y recaí, voy a dejarlo de nuevo cualquier día de estos...
Hablamos. Un abrazo

Probando me hallo, susej.
No es un gran salto, ni mudanza, es cuestión de meter en maleta cuatro trapitos y coger coche para trabajar en lugar de ir andando...
Sol, sí, hoy lo noto..
Un abrazo.

Marcus, gracias por la visita, puff no sé yo, no leas mucho o mi lado nostálgico te aburrirá!!!

Oído cocina, agamun.
¿Vendados? Yo más bien creo que cuesta alejar la vista de un paisaje que ha impactado de forma brutal.
Me ha gustado tu brío ;-)


Gracias Fernando, abriré manos y lo que haga falta..
Fui testigo de su lado oscuro, pero no por ello olvidado, eh?
Un abrazo.

Quédatela Pantomasiii, y haz de ella el uso que estimes oportuno, yo no prometo nada, aunque tampoco digo que vaya a quedarme en el intento.
Le sigo la pista onírica. Me cautiva ;-)

febrero 14, 2007  
Blogger Teresa said...

Hola guapa, te envié un mail pero no estoy segura si tengo bien la dirección, espero que lo hayas recibido... un beso muy grande!!! y si te mudas al campo, avisa eh??

febrero 15, 2007  
Blogger Aylandara said...

Llegó el e-mail Teresa, muchas gracias niña!!!
Yo aviso, descuida. Organizamos un picolabis silvestre ;-)
Un abrazo.

febrero 16, 2007  

Publicar un comentario

<< Home