jueves, marzo 29, 2007

Deberes para casa...



A veces mi vena docente aflora también entre las "ciberflores".

Rescato del blog de Balcius (Caída libre) unos ejercicios que me han dejado boquiabierta y que deseo que tengan su merecido hueco en esta morada que la primavera va coloreando y por ende revitalizando.

Quiero ser la primera en hacer estos deberes. Me han seducido enormemente las variantes pues me han parecido sugerentes a la par que convenientes.
Remanso de alegría y paz interiores, bazas óptimas para enfrentarme a tan ardua tarea. El empuje reside en los coletazos del 24M. (Saben a suculento y energético chocolate...)

EJERCICIOS
1.
Aplicarse tapones de silicona a los oídos, del color más parecido a la propia piel que sea posible, logrando el mejor aislamiento posible.
Caminar sobre grava gruesa -preferiblemente muy blanca- con los ojos cerrados.
Sentir el crujido silencioso de la piedra contra la piedra recorriendo todo el cuerpo. Oir con el cuerpo. Mucho mejor si llueve, sintiendo también las gotas de agua a través del mango del paraguas.
Variante: hacer lo mismo con un vago recuerdo.

2.
Pronunciar en alto la letra "mmmm". Sentirla resonar en el interior de las fosas nasales, en la cavidad de la cabeza. Sentir cómo la vibración hace cosquillas en el velo del paladar, dibujando el fondo de los ojos y trazando los huecos de esa zona tan inusitadamente hueca de nosotros.
Expandir el hueco.
Llegado ese momento -se sentirá llegar-, abrir la boca: "mmmmmaaaAAA...". Disfrutar, sorprenderse de la fuerza con la que sale ese sonido engendrado tan dentro, cómo se arroja el sonido al mundo tras su redonda gestación en la fertilidad de nuestra cabeza.
Variante: hacer lo mismo con un deseo.

3.
Ponerse guantes gruesos de cuero, y encima de ellos guantes de malla de acero. Introducir las manos en un recipiente que previamente se ha rellenado de clavos y cuchillas de tamaño lo suficientemente grande para garantizar la completa desfiguración de una mano desnuda, pero también lo suficientemente grandes para garantizar que no penetran la malla metálica. Hundir las manos con sed, con fruición, como quien remueve legumbres o almendras o soja verde o granos de café recién tostados. Navegar los dedos entre el metal ávido de sangre, juguetear con regocijo de los dedos.
Variante: Hacer lo mismo con una frustración enterrada.

4.
Salir a mojarse a la lluvia, como un gato que se haya vuelto loco. Buscar la situación ideal; hará frío, la noche no tendrá luna, comenzará luego a llover agua fina y helada atomizada por un viento atroz. Desear desnudarse y sentir el cuerpo líquido.
Variante: dejar que llueva dentro. Inundar la mente del olor de la tierra mojada.

5. Pon tus manos sobre las suyas.
Encajando secretamente como las cucharillas dentro del cajón cerrado.
Sobre las suyas, por lejos que estén, por imposible que sea, desde el mismo borde del abismo.
Respirar dos veces. Retener el aire, y entonces, detener el tiempo.
Variante: hacerlo eternamente.

(Permitidme que ante el number five tome triste "conciencia-identificativa" y suspire mientras, eso sí, la sonrisa se muestra victoriosamente presente...)

10 Comments:

Blogger bruixot said...

Pues esos si que son deberes interesantes y no los que mandan para casa :-). La verdad es que además de relajar pienso que son ejercicios para ganar en estima y confianza.

Un besito

marzo 29, 2007  
Blogger Ana Pérez Cañamares said...

Jo, qué bonito, me parece que aunque no se acaben los deberes, hacer uno sólo ya es interesante...

marzo 30, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Y antes de nada quería decir y preguntarte: ¿Tú sabes sonreír? Pues si ya sabes... sonríe, ¿tú sabes mirar? Si ya sabes... mira. ¿Tú sabes ver? Si también sabes.. ve. Y si sabiendo estas cosas, que ya de por sí son importantes, quieres perfeccionarte aún más atrévete a mirar y a ver si ya sabes comprender y si no es así... sonríe, mira y ve.

Viento.

marzo 30, 2007  
Blogger Aylandara said...

Eso mismo pienso yo lindo brui.
Hoy a mis niños de 6 años les he mandado como deberes para estas vacaciones: Lectura, muuuuuucha lectura. Y yo sonreía por dentro pensando "mis deberes son mucho más interesantes"...
Un besito.

Ana, es precioso.
Date una vuelta por ese lugar y hallarás auténticas maravillas. Balcius es todo un lujazo para los sentidos.
Gracias por la visita.
Un beso.

Señor viento, qué delicia de comentario!!

Cada día que pasa intento convencerme de que aún sin comprender u olvidar, sigo levantándome con la ilusión de ser capaz de sonreir, mirar y ver.

marzo 30, 2007  
Anonymous Anónimo said...

¿Y de comprender?. Eso es lo más peliagudo. Y si no, prueba.

Viento.

marzo 31, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

marzo 31, 2007  
Blogger Fernando said...

El mejor deber de todos es estar contento con lo que haces en todos los aspectos...y es bastante difícil..besos.

abril 01, 2007  
Blogger amelche said...

¿Y qué dicen tus alumnos de estos deberes? O tú, si has podido cumplirlos. :-)

abril 01, 2007  
Anonymous areadoce said...

apunto en mi cuaderno de viaje los "deberes para casa", tras la hoja que dejé en blanco para escribirte. No son graves los suspiros si les sigue una sonrisa...

abril 03, 2007  
Blogger Aylandara said...

Puff, "peliagudo" dice señor viento...me temo que se queda corto ;-)
Ya no me empecino en comprender. Como dice un buen amigo, tomar conciencia ya libera. Me conformo con ser consciente de que no todo lo que acontece en esta vida puedo comprenderlo. Tampoco sé si quiero, fíjese...
Gracias por las huellas ventoleras.

Paco, bienvenido a mi blog, ya te expliqué los motivos...
Vuelve cuando lo desees compañero.
Gracias y un abrazo.

Desde luego Fernando. Ese es el más difícil, pero esta servidora no cejará en el empeño...
Un abrazo.

Amelche, mis alumnos callan, espero que no sea porque otorgan, jajaja.
Quiero cumplirlos, dicen que quien quiere, PUEDE.
Un abrazo amiga.

Gracias Area por ese comentario que me arranca otra sonrisa.
Suspiro a menudo, lo más maravilloso es que ultimamente tras el suspiro gana la sonrisa y no el llanto.
Un abrazo.

abril 08, 2007  

Publicar un comentario

<< Home