sábado, diciembre 02, 2006

Just one dance...

Me encanta esta escena romanticona de la película "Una proposición indecente", con John Gage (Robert Redford) y Diane Murfhy (Demi Moore).

Gage va a buscarla al trabajo y la lleva a su casa, a esa espectacular mansión a la que "sólo le faltas tú", como le dice a ella.
Ella se hace de rogar y quiere irse, momento en el que él, con ese porte elegante le pide "Un último baile".



Dan ganas de decirle, sabiendo lo que ocurre después: ¡Quédate tonta!

Hermosa música de John Barry y preciosa (y dolorosamente cierta) reflexión, la que nos regala el atractivo Redford en esta película:

"Alguien dijo una vez: si deseas algo con mucha fuerza, déjalo en libertad. Si vuelve a ti, será tuyo para siempre. Sino regresa, no te pertenecía desde el principio".

¿Bailas?

5 Comments:

Blogger amelche said...

Pero entonces él le habla de una chica que vio una vez en el metro, a la que no se atrevió a hablarle y después se arrepintió. Y, al final, ella cae. :-)

Me encanta esta película, la tengo en vídeo en inglés, me la compré hace años en Inglaterra o Irlanda, ya no lo recuerdo. Y he puesto varias veces en clase el trozo en el que ella da clases de inglés a hispanos (en la película original está en español y los alumnos se sorprenden). Pero lo que más me gusta es aquello de:

Have I ever told you I love you?

No, you haven´t.

I do.

Still?

For ever.

diciembre 02, 2006  
Blogger Aylandara said...

Amiga, tenemos una cita pendiente juntas, delante del DVD.

Lloraremos y querremos ser Diane Murphy. Aunque yo, lo tendría muy claro, Redford, ganaría "la batalla" y no por las pelas o el elegante porte.
En esta peli, es él y no Woody Harrelson quien roza mi corazón.

Un besito.

diciembre 02, 2006  
Blogger amelche said...

Pues yo me quedo con Woody, así que, no nos pelearemos. :-D A mí el arquitecto dando clase: "Hasta un ladrillo quiere ser algo" y rompiendo las fotos de ella para luego pegarlas con fixo y volver a ponerlas en la pared me puede. Y el hipopótamo que compra en la subasta y le regala, porque no quiere el dinero que ella ganó en aquella noche con el otro.

diciembre 02, 2006  
Blogger Aylandara said...

jajaja, nada de peleas, qué bueno Anita ;-)

A mí es que me gusta cómo transforma "el amor" a Redford en esta peli.

Pasamos del puro juego, deseo, a ese primer amor egoísta, el que nace por desear con todas tus fuerzas conquistar al ser amado. Y que luego se covierte en un precioso y auténtico sentimiento, ése en el que sólo importa la felicidad del otro, aunque ello suponga perderlo.

diciembre 03, 2006  
Blogger Umma1 said...

Qué curioso, recuerdo toda la peli, y se me borra el final.

Observaron uds. que en todas las películas Redford pierde a la chica?

Para mí de las románticas de Redford, la mejor fue El gran Gatsby. Me parece que entre el director y él, fueron más a la médula de lo que Fitzgerald quiso contar.

diciembre 07, 2006  

Publicar un comentario

<< Home