martes, noviembre 21, 2006

San Sebastián...

foto

Cada vez que se nombra Donosti, que leo algo sobre esa ciudad, que me cuentan que la han visitado, un remolino de situaciones se adueñan de mi mente.
Me enamoré de ella siendo muy pequeñita, mis padres nos llevaban allí numerosos fines de semana y durante los meses de vacaciones en verano. Mi padre ama esa tierra y quiso transmitirnos ese cariño. Yo lo heredé, y cuan afortunada me siento.
Me resulta inevitable sentirme algo donostiarra cuando llego allí, es como que esa ciudad y algunos alrededores son míos, formo parte de su historia. No llega una turista sino una lugareña.
Los paseos por Ondarreta hasta llegar al Peine de los Vientos disfrutando de las subidas y bajadas de la marea con las pertinentes explicaciones de mi padre, eran momentos únicos y deliciosos.
Recuerdo el olor del mar, el viento que me hacía girar la cara pues con mis problemas respiratorios me ahogaba, la mano de mi madre agarrándome con fuerza y poniendo su cuerpo delante del mío para hacer de barrera; pero sobre todo, recuerdo cómo escuchaba con ávido interés, la forma magistral con que mi padre me explicaba el por qué de aquellos sucesos extraños.

-¡¡La luna era la culpable!!- Boquiabierta se quedaba la niña...

Tapear en el Casco Viejo, saludar a Patxi en el Gámbara, tomar una tartaleta de txangurro acompañada de un txacolí bien fresquito, son de esos placeres que después de tantos años sigo haciendo, (en mis años de infancia y juventud, obviamente Patxi me servía una cocacola, no sin animarme antes a que cuando creciera, no me quedara sin degustar aquel afrutado vinito que mis padres saboreaban con deleite). Luego visito el Bar La Cepa, Casa Martínez, y entre pintxo y pintxo, vinito y vinito, disfruto del olor y sabor de Donosti.

Contemplar la maravillosa vista que la Concha ofrece desde el monte Higueldo, es de esos instantes obligados. Además, ese mar tiene el poder de atrapar tus malas vibraciones; permitir que él cargue con ellas es aconsejable, y abrir tu corazón contándole todas las ausencias y vacíos que acumula tu alma, todo un desahogo más que recomendable.

Hace años, intenté imitar a uno de esos surferos que luchaban con las olas en la playa de Gros. Opté por rendirme a pesar de sus ánimos, consejos, ayuda y entrenamiento. Subirse a una tabla a la altura del pecho en continuo movimiento es de esas tareas que aunque no tengo olvidadas, sí tengo aparcadas. Lo rescatable de aquel frustrante momento, fue comprobar in situ la entrega y la emoción con que viven ese deporte. Para algunos es una filosofía de vida, para otros un arte, y para muchos, una afición que reporta sensaciones indescriptibles como la especial comunión entre ellos y el mar.

Atardece en Donosti, y un cafecito en el Kursal, degustando las torrijas de Berasategui es cita ineludible. Buscando siempre esa zona acristalada que te permita seguir disfrutando del Cantábrico.

Sea la hora que sea, haga frío o calor, llueva o un excesivo viento acompañe, pasear por San Sebastián es todo un lujo para los sentidos.

En breves te veo, Donosti de mi corazón.

15 Comments:

Anonymous mimetist said...

ueee... esa foto se descuadra.

Cuando leas esto entra para editar el post y pincha en "Edición de HTML".. al principio del texto saldrá la etiqueta "img" (esa que te he pasado otras veces por el msn).

y escribe justo después del "img" dejando un espacio: width="400" height="265"

Y luego guardas. Con eso cambias el tamaño de la imagen para que encaje en la columna sin salirse ni deformarla. :D

Nunca he estado en Donosti, lo más arriba que he llegado es Soria así que imagínate xD

Un Bsote Guapa!!

noviembre 22, 2006  
Blogger amelche said...

Yo tampoco he estado nunca en Donosti.

noviembre 22, 2006  
Blogger xnem said...

mira si es grande la Concha que se ha comido medio blog.
Realmente es un sitio especial.
Y se bebe y se come como en ningún sitio. Media vida!

noviembre 23, 2006  
Blogger xnem said...

el problema del descuadre de la foto es que mide 20 cm de lado y seguramente le marcaste como tamaño grande, pero a la que incorpores mas post ya no tapará nada.

noviembre 23, 2006  
Blogger Enrique Ortiz said...

Sólo he estado una vez; pero la recuerdo como una ciudad muy hermosa, muy viva, muy distinta y muy parecida a la Granada donde nací. Saludos.

noviembre 23, 2006  
Blogger amelche said...

XNEM: ¿Tú también por aquí? :-D

noviembre 23, 2006  
Blogger bruixot said...

Yo tampoco estuve en San Sebastiàn, de la que siempre escuché bonitas palabras. Espero algún día cercano visitarla.
Un besito

noviembre 24, 2006  
Blogger Seoman said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

noviembre 25, 2006  
Blogger Seoman said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

noviembre 25, 2006  
Blogger Seoman said...

Que linda ciudad, pero yo claro, me decanto por la mia, A Coruña. Cual de las dos mas bonita, jejeje,

P.D. Lo dejamos en empate, ¿vale?

noviembre 25, 2006  
Blogger OceanoDifuso said...

¿Donde comienza o termina mi ciudad? Es una leyenda submarina, una tierra sin documentos, esa melodía que uno olvida cada vez que pretende silbarla...No me queda más remedio que acotar sus débiles fronteras en cada uno de mis pasos. Yo, que siempre fuí su único habitante.

noviembre 26, 2006  
Anonymous mimetist said...

Cantando:

"guapa guapa guapa... guapa guapa guapa... ¿se habrá puesto ya buena? (¿sana?)... guapa guapa guapa..."

Bisbal, tiembla!!

noviembre 27, 2006  
Blogger Aylandara said...

Mimet: Gracias por tu continua y generosa ayuda con esta parte técnica que sabes que no domino y en ocasiones me desespera. (agggggggggggg, gritito aliviador)

Habrá que enmendar ese dato y tendré que llevarte a que conozcas la ciudad. Besote de vuelta ;)

Amelche, si surge alguna ocasión, lánzate a saborearla, te aseguro que merece la pena.
Un abrazo.

xnem, alegría tenerle por aquí.
Lástima que ande tan liada y con escaso tiempo para saborear ventanitas viajeras tan deliciosas como la suya. Ya sabes, en que tenga un minutín, allá que voy;)

Ciertamente Donosti, es un lugar especial.
Gracias por los consejos con el tema de la foto.
Un besito.

Enrique, "mi admirado bloguerete", gracias por venir. Bonitos( y bien reales) recuerdos sobre Donosti. He de hacer algún pacto con el señor tiempo para que me permita acudir a vuestras moradas y deleitarme con vuestros espejos.
Un saludito!


jajaja, amelche, que me colocaste en la lista (no negra) y parece que se asoman a verme. Gracias, amiga.

Te animo a que vayas, bruixot, seguro que de allí te traes "cuentos marinos" para que disfrutemos, aún más si cabe, de tu blog.
Un besito.

No supriman comentarios, que luego elucubro y me quedo con la curiosité!! Al menos, déjenme primero verlos, cáspitas!!!
(Sería Bono que vió el vídeo?)

seoman, se agradece mucho la visita.
Cada cual barre para su casa, jaja, faltaría más.
Usted invite a un "As Sortes 2005" y a una buena mariscada y lo dejamos en empate, va, jeje.

Tengo amigos en Coruña, estuve de pequeña y prometí volver.
Un besito.

Oceano difuso, padrino mío!!
Recuerdo el día en que le leí, y me lancé a dar "esos tres primeros pasos", necesarios y que tanto me han reportado.
Me alegra muchísimo tenerle por aquí, y más aún, leer lo que leo:
Leyenda submarina.. muy evocador.
Acotemos fronteras con nuestros pasos ;)


jajajaja, Mimet. En una de estas, me veo mirando OT y diciendo: guauuuuuuuuuu ese chico cantó para mí.
(Recuerde, el primer autógrafo, mío)
Ya estoy mejor, trabajar con los niños es lo que tiene, "virus are in the air"...
Un beso enorme, eres adorable.

noviembre 29, 2006  
Blogger Umma1 said...

Ayer lo escribía en otro blog.
Con perdón de los españoles de otras regiones, la más bonita.

Pero hay lugares que no se son hermosos, por lo que muestran, sino por como se anidan en nuestro corazón.
Exactamente eso que contás, ese padre y madre, esa ciudad arrullada por el discurso de él, lo profundamente conocido por vivido, hasta el problema respiratorio, sólo que yo me he tragado todos los ventarrones, lo guardo por Mar del Plata.
Casi podría cambiar una ciudad por otra, y tendríamos el mismo relato, real para vos y para mí.

Me tocó fuertemente.

Un abrazo

diciembre 07, 2006  
Blogger Aylandara said...

Ahí Umma, el cómo se anidan los hace especiales.

También oso afirmar que Donosti, en su primera impresión, sin recuerdos que la envuelvan, conquista.

Mar de plata...anotado queda.
Un besito

diciembre 13, 2006  

Publicar un comentario

<< Home